Reparación iMac G5 e instalación Mac OS X Leopard 10.5.6 desde USB

Arranque reparación iMac G5

Bueno pues siguiendo con el tema que nos gusta de cacharreo, hace poco no me pude resistir y tuve que adquirir una unidad de un fantástico Imac G5 con el microprocesador PowerPC que tantos años uso Apple en sus equipos.

Ya sé que me diréis que porque no tiré ya por la epoca en donde empezó a usar Intel, pero quería tener en mis manos un autentico Apple de pura cepa, y además quería poder ejecutar sin emuladores todo el software antiguo de las versiones de Mac Os 9.

En fin, que como os comento, el equipo estaba muy barato aunque presentaba algunos problemas. Para empezar no tenía disco duro, cosa que no me preocupaba en exceso, porque en la imágenes se veía que funcionaba. El propietario indicaba que realizaría la venta pero sin el disco por motivos de protección de datos. Vamos, que era un poquito flojo para formatearlo o tenía mucha pereza de pasar las fotos y todo lo que tuviera a un pendrive. 🙁

La cosa es que eso no me iba a desanimar. Otra cosa que se apreciaba era que la parte inferior del iMac, estaba firmemente rodeada de cinta americana, pufff, ¿Estarían los tres tornillos de sujección perdidos? No era posible, esos tornillos no se pueden sacar de la carcasa, ¿Qué mierda le pasaría?

Con la compra cerrada, tan solo me quedaba esperar recibir mi nuevo juguete. He de decir que nunca he tenido un Mac, siempre me han atraído, entiendo como a todos, pero ya sabéis que los precios precisamente no eran los mas económicos, y estaban un poco fuera del circulo normal de juegos y aplicaciones que solía usar, así que nunca tuve la oportunidad de disfrutar de uno, ¡Pero eso se iba a acabar dentro de poco!

La caja con el iMac dentro

El día esperado llegó y después de desembalar la caja me puse manos a la obra. Lo primero, conseguir un disco SATA para instalarlo dentro del iMac G5. Como últimamente estoy falto de recursos, mi Pentium 4 Medion con Windows XP, tuvo que hacer de donante y desprenderse de uno de los discos de 160GB que tenía instalados.

iMac con el disco SATA de 160GB ya instalado

Ya teníamos disco duro, pero claro no venía con disco de instalación ni teclado, así que apañamos un teclado USB, evidentemente de tipo Windows, y vemos que al arrancar lo detecta sin problemas.

Sobre el tema de la cinta americana, pufff. Bueno una vez retirada, veo que la parte de atrás del iMac se abre sin problemas, al revisar los tornillos veo que están hasta el fondo, más bien forzados, en la posición de apertura, además se aprecia que no han usado un destornillador acorde para el trabajo y están un poco deterioradas las cabezas de los tornillos. Con mucho cuidado y el destornillador adecuado, verificamos que el sistema de agarre funciona y que simplemente no han tenido tiempo de dejarlo cerrado. También una de las cogidas de plástico internas de la pantalla, precisamente una de las que se usan para asegurar el cierre, está casi partida, así que un poco de cianocrilato y acelerante y la dejamos bien pegada.

Tras esto, ya nos cierra perfectamente, menos mal.

Por lo demás, algún rasguño que otro y mierda de años acumulada. Tras usar toallitas y limpia cristales y un poco de mimo ha vuelto a su esplendor de antaño.

Ya tenemos la parte física más o menos finalizada, ahora toca la parte lógica.

Instalación de Sistema Operativo Leopard 10.5 en iMac G5 mediante USB

Bueno, tocaba documentarse, lo primero era decidir que Sistema Operativo instalar y como hacerlo. Mis primeras pesquisas me indicaban que tenía dos opciones, Leopard 10.5 o Tiger 10.4.

Leopard era la última versión que había salido compartible con procesadores PowerPC, así que a priori era la mejor opción. Muchos comentarios indicaban que no iba del todo fino y que era demasiado lento, estaba mas enfocado para procesadores Intel. Hay que recordar que estos modelos surgieron en la fase en que Apple comenzó su andadura con los procesadores Intel, y durante este periodo convivieron ambas tecnologías, para acabar abandonando totalmente el uso de procesadores PowerPc.

Tras empaparme bien de como poder instalar y conseguir una copia de Leopard, decidí realizar el procedimiento de instalación mediante USB, por resultar mas cómodo ya que lo de comprar ahora DVD de doble capa para grabar el disco de instalación, como que me daba pereza.

Bueno pues estas son las cosas que vamos a necesitar para poder realizar la instalación:

  • Una imagen DMG del disco de instalación de Leopard 10.5

https://archive.org/services/img/MacOSX10.5-Leopard-Retail-2Z691-6037-A

Os dejo la de Tiger 10.4 también por lo que ya veréis después.

https://archive.org/download/macosx10.4tigerretaildvd/Mac%20OS%20X%2010.4%20Tiger%20Retail%20DVD.iso

  • Un pendrive de mínimo 8GB.

Esto o se tiene o no se tiene, nada que comentar. 😉

  • Sofware para poder escribir la imagen desde un Windows

Aquí tenéis muchas opciones, pero bueno os dejo la que suelo usar para todo.

  • Software para poder particionar el disco para lectura desde Mac.

Esto software realmente nos sirve tanto para particionar como para escribir la imagen, así que con este debería de ser suficiente.

TransMaC

Descarga TransMaC 14.0

En fin, lo primero que tenemos que hacer es conseguir la imagen, no es que sea muy complicado que digamos, de todas formas arriba os he dejado enlaces para las dos que he usado yo.

Y diréis, ¿Pero este tío no estaba instalando Leopard? Tiempo, darme tiempo que todo llega.

Bueno, no nos distraigamos de nuestro objectivo.

Teniendo en nuestras manos ya el programa TransMaC, arrancamos y lo primero que tenemos que hacer es formatear y particionar nuestro USB en formato que entienda nuestro MAC.

Una vez realizado el proceso, tendremos que restaurar nuestro archivo DMG en nuestro pendrive.

No sé si puede influir, pero por si acaso, ponedle como nombre al Pendrive, ‘USB’ cuando lo formateéis.

Luego, para ver que todo está correcto, pedimos información desde el programa para ver las particiones que ha creado.

Si os fijáis la partición HFS es la 3, por eso luego seleccionamos dicha partición

¡Vale, ya tenemos nuestro USB preparado para realizar la instalación!

¿Y ahora que hago, lo pongo y arranca solo?

Arranque USB desde MAC mediante Open Firmware

Pues como os podíais espera no iba a ser tan sencillo. Lo primero que tenemos que hacer es insertar nuestro USB en el equipo, y con tan solo el ratón y el teclado conectados, pulsamos el botón de arranque, y rápidamente dejamos pulsadas las teclas, Cmd+Alt+O+F, en el caso del teclado Windows, la tecla de Command es la del simbolito de Windows al lado del Alt.

Una vez que hemos entrado en el Open Firmware, vemos una consola tipo Linux.

Lo primero que vamos a hacer antes de seguir, es verificar que podemos acceder a nuestro USB y leerlo. OJO, si este paso no funciona, es que no hemos volcado correctamente la imagen a nuestro USB y por mucho que probemos no va a arrancar.


Así que no quedaría otra que volver al paso primero y ver en que donde hemos metido la pata.

Ok, una vez que he dejado claro este punto, sigamos.

Vamos a ver como acceder al contenido del Pendrive.

Listamos los dispositivos hardware que tiene accesible actualmente nuestro Mac.

dev / ls

Si vemos el arbol que se nos presenta, en la segunda página, veremos que tenemos varios usb, colgando de la rama ht@0/pci@2/

Buscamos el que tenga /disk@1, en nuestro caso quedaría así.

ht@0/pci@2/usb@b

Pues ya sabemos donde esta nuestro disco de arranque. Ahora lo que vamos a hacer es crear un alias para acceder directamente a este usb. Podríamos escribir directamente la ruta de antes, pero os aconsejor realizar el alias por si tenéis que probar varias veces.

Ok, vamos a definir nuestro alias.

devalias ud /ht@0/pci@2/usb@b/disk@1

Para nosotros, ud va a ser a partir de ahora el USB.

Ahora vemos si podemos listar el contenido del disco.

dir ud:3,\

El 3 se supone que es la partición donde está la instalación. Para mi siempre ha sido el 3 y mira que he realizado numerosas pruebas, pero podría ser 1 o 2.

También indicar que la ruta que yo he usado podría varíar en función de vuestro modelo.

Si todo ha ido bien, veremos que nos lista el contenido del Pendrive.

Pues ya lo tenemos, nos queda realmente poco para comenzar nuestra instalación.

Tan solo nos resta introducir el siguiente comando.

boot ud:3,\System\Library\CoreServices\BootX

¡¡¡¡Y voilà!!!! Ya ha comenzado la instalación.

Como aclaraciones sobre lo que hemos realizado, hay equpos en los que no es necesario realizar el alias, y directamente podemos acceder al contenido del usb, normalmente usb0 o usb1, y realmente podríamos realizar el boot sin mas problemas.

Aquí algunos ejemplos:

boot usb0:3,\System\Library\CoreServices\BootX

O la ruta completa de antes:

boot /ht@0/pci@2/usb@b/disk@1:3,\System\Library\CoreServices\BootX

Bueno, espero que con esto haya quedado claro meridiano.

Ya sabéis si no somos capaces de listar el contenido del USB, no vamos a poder arrancar ni de coña.

El proceso de instalación ni lo comento, tiene poca historia.

Usando Leopard en el año 2021

Ok, ya tengo mi flamante MacOS X Leopard 10.5 para PowerPC instalado. ¿Y ahora que podemos hacer?

Voy a ir desgranando poco a poco mis pasos para dejarlo fino.

Bueno una de las cosas que me preocupaba era el acceso a Internet, pero la Wifi la ha pillado sin ningún problema durante el proceso de instalación. Luego me ha sorprendido gratamente que todavía recibimos actualizaciones por parte de Apple, así que lo primero es bajarse hasta la última actualización que tengamos disponible.

Probando las cosas que tenemos a nuestro alcance y que realmente me interesaban, pues tenemos que el ITunes funciona, y aunque no tengo ninguna canción comprada, podemos escuchar perfectamente la radio que viene incluida y de manera muy sencilla.

¡Bien, ya tenemos una radio para el taller!

Vale, el tema de la navegación por Internet, como intuía, presenta problemas por la antiguedad de Safari, y casi todas las páginas actuales os van a dar problemas al ser https y usar protocolos de cifrado no soportados.
Tras realizar numerosas pruebas de navegadores alternativos que funcionen mas o menos bien me he quedado con dos, WebKit y TenFourFoxG5. El primero es mas ligero, pero hay páginas que se le resisten, el segundo prácticamente se lo traga todo, pero es mas pesado y lento.

Pero bueno, estoy navegando y escuchando música a la vez en un equipo del 2006, ¡No está nada mal!

Para poder instalar estas aplicaciones y muchas más de una manera cómoda, y no andar buscando por Internet, recordar además que el Safari casi no funciona, lo suyo es que os instaléis primero el PPCAppStore desde aqui:

https://ppcappstore.files.wordpress.com/2015/05/download.png?w=150&h=47

Tranquilos, funciona en Safari, jajaja.

Una vez instalado, podéis instalar de una manera cómoda ambos navegadores, y muchas mas aplicaciones útiles.

Sin ir mas lejos, ahora mismo estoy editando todo esto desde AppleWorks, así que ya tenemos otra cosa que podemos hacer con nuestro flamante y vetusto iMac.

Primera versión de la entrada redactada desde AppleWorks

Sobre las aplicaciones. como ya sabéis no soy ningún experto porque nunca he sido usuario de los Sistemas Operativos de Mac, pero bueno, después de unos días ya me he hecho a la forma de trabajar y la verdad es que me gusta.

Actualización de RAM iMac G5

Ya, pensaréis… ¡Este tio esta loco, 2 días con la máquina y ya la quiere actualizar! Bueno el caso es que el arranque del Leopard se me hace eterno y desde luego fluido lo que es fluido no va. La máquina en cuestión venía con 1Gb de RAM, es una DDR a 400Mhz, pero ojo, no vale cualquiera, tiene que tener unas caracacterísticas muy particulares, así que si queréis actualizar mejor mirar primero en internet las especificaciones para vuestro modelo. El caso, es que después de ver que por 20€ podía tener el ordenador al máximo que soporta, 2GB, no lo pensé.

Mmmm, memorias frescas

La instalación de las memorias, no tiene mucha ciencia, abrir quitar las antiguas y poner las nuevas. Luego reiniciar y rezar para que no nos hayan tangado con las memorias, jajaja.

OJO con las características de las memorias que compráis. Revisar las compatibilidades con vuestro modelo

En mi caso, todo fue como la seda, pero incluso con 2Gb, el Leopard seguía arrastrándose en el arranque.

Al final, todo lo que había leído sobre opiniones de usuarios quejándose de la lentitud de Leopard en cierta máquinas era cierto. Quizá con 2 núcleos a 2ghz, no es mi caso, esta máquina monta solo un ppc a 1.8Ghz, vaya bien, pero desde luego en este equipo no era un opción mantener esta versión del Sistema Operativo.

Además, como os comentaba al inicio de la entrada, tiene otro inconveniente, y es que no soporta la ejecucción de aplicaciones Clásicas del OS 9 de manera nativa, así que lo tenía muy claro, era hora de instalar el Tiger 10.4.

Instalación de Mac OS X Tiger 10.4 en iMac G5 y comparativa con Mac OS X Leopard

El proceso es exactamente el mismo que para la instalación del Leopard así que no voy a explicar lo mismo dos veces.

Nada mas reinstalar el Tiger y a arrancar está claro que la cosa va muchísimo mejor, yo diría que tarda menos de la mitad que el otro o incluso menos.

En lo que respecta a cosas que podemos echar en falta, pues no tenemos el Docker en 3d, para mi una chorrada, y no tenemos tampoco el tema de poder ver los ficheros en abanico desde el docker, quizá esta sea util pero no es nada grave. Es verdad que hay mucha gente que no podía volver atras debido a que necesitaba tal y cual aplicación en Leopard y que ya no era compatible con Tiger, pero como soy tan novel en este aspecto, yo desde luego no voy a echar nada en falta.

Gasta menos recursos, arranca super rápido, me funciona poner la máquina en reposo, cosa que Leopard no iba, y tengo soporte para Mac OS 9.

La cosa está muy pero que muy clara.

Activación Mac OS 9 Classic en Tiger

Una cosa que pensaba que funcionaba directamente era el soporte para la ejecución de aplicaciones para el Mac OS 9, pero resulta que hay que realizar un proceso antes de poder usarlo.

Realmente es una chorrada, pero bueno, desde el Panel de Control….. que no…!!! Desde las Preferencias de Sistema, hay un apartado en donde le indicamos donde esta la carpeta de sistema del Classic 9. Como nosotros no hemos realizado el upgrade desde dicho sistema, tendremos simplemente que copiar en el raiz de nuestro disco duro la carpeta de sistema del Mac OS 9.

Para ello, simplemente nos bajamos una imagen del mismo, y una vez montada, copiamos la carpeta de sistema al raiz.

Luego en Preferencias de Sistema, le indicamos la carpeta a usar y listo. ¡Ya tenemos acceso a todas las aplicaciones antiguas!

Conclusiones de usar un iMac G5 a día de hoy

Pues aunque inicialmente mi pensamiento era solo para utilizar retro software, juegos antiguos y demás, cosa que evidentemente estoy haciendo, me ha sorprendido mucho que todavía se le pueda sacar tanto partido hoy en día a esta máquina, sobre todo en todo lo que respecta a su relación con Internet. Evidentemente no puedes esperar tener la productividad que con un ordenador actual, pero os aseguro que comiéndose uno un poco el coco, podemos hacer casi de todo.

Ahora encima estoy entretenido instalando el homebrew para Tiger que nos permite tener disponible un repositorio online de la comunidad para poder instalar aplicaciones vía comandos.

¡Cuando tenga más datos de interés lo mismo hago otra entrada al respecto!

¡Pues hasta aquí llegó esta entrada! Espero que os haya gustado el viaje por el mundo retro de Apple. ¡Nos vemos en la próxima!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad